Mijas Comunicación SA

Videojuegos y familias, dudas y respuestas

Micaela Fernández. En mayor o menor medida, y queramos o no, las pantallas, y por ende, los videojuegos, forman ya parte de la vida de los niños. A no ser que vivamos en mitad del campo alejados de todo tipo de vida social, que probablemente no sea el caso de la mayoría. Y si presuponemos que los padres siempre quieren ‘lo mejor’ para sus hijos, parece ya evidente que al concepto de educación, en su amplio sentido de la palabra, hay que añadirle también otro matiz: “hay que implementar también una educación digital”, asegura la psicóloga experta en Neuropsicología Clínica Infantil, Zaida Estévez. Y es que, añade la también experta en evaluación e intervención en adicciones a las nuevas tecnológicas, “igual que no les dejamos leyendo cuatro horas seguidas o patinando o montando en bici cinco horas, pues hay riesgo de lesión, ocurre igual con los videojuegos”.
De entrada, parece que los padres en general consideran que los videojuegos son ‘malos’ para los menores. Pero lo cierto es que cada vez se están demostrando más beneficios relacionados con esta forma de entretenerse. Hay muchos videojuegos educativos que sirven para motivar a los pequeños en su proceso de aprendizaje e incluso se utilizan videojuegos como terapias en el tratamiento de algunas enfermedades. “Hasta hace relativamente poco tiempo, los videojuegos eran más para adolescentes y/o adultos y pensábamos que era una forma de ocio alternativa... Pero realmente el juego es una conducta que nos permite aprender y porqué no valernos de eso para potenciar y reforzar el gusto por aprender”, opina Estévez.

00 PANTALLAS 1

 

Algunas recomendaciones
La clave estará, por tanto, en el uso responsable de los videojuegos, ¿Cuánto tiempo deben pasar los niños ‘enganchados’ a las consolas?, ¿qué juegos elegir según su edad?, ¿con quién interactúan mientras juegan? “Sin duda hay que apostar por contenidos adaptados a la madurez cognitiva del menor”, opina Estévez, quien remarca también la importancia que tiene aquí el control parental. “Hay que supervisar el tiempo que pasan los niños usando este tipo de ocio, pero lo más importante es la implicación de los adultos que rodeen al niño”. Y ahí es donde radica la importancia de esa educación digital a la que nos referíamos antes.
Según un estudio de 2019 realizado por la Cátedra para el Desarrollo Social de la Universidad Camilo José Cela, en estudiantes de 4º de la ESO de Madrid, exploró el uso y abuso con las nuevas tecnologías y su relación con indicadores de salud mental, encontrando una alta prevalencia de problemas relacionados con el uso inadecuado de estas. Entre otros datos, destaca que un 40% de los adolescentes utilizaban los videojuegos de forma problemática.
¿Qué nos indica que un videojuego es aconsejable o perjudicial? Preguntamos a Estévez. “Siguiendo el criterio de la edad, en Europa contamos con el Sistema PEGI [un código que sirve para clasificar el contenido de los videojuegos y otro tipo de software de entretenimiento], donde además de la recomendación por edades, llevan pictogramas sobre el contenido del juego (discriminación, drogas, lenguaje soez...). De esta manera, no caben errores de interpretación sobre lo que es apto”, explica la profesional. Además, el sistema está integrado para el juego en línea y plataformas digitales Google Play Store, de Nintendo y Microsoft.

 

Hacer un uso responsable
“Hacer un uso responsable puede ser enriquecedor para la persona y para la familia en general, pero no tener en cuenta los criterios mencionados, hacen que un mismo juego pueda convertirse en perjudicial”, apunta la psicóloga. Estévez defiende también que “usando los videojuegos, los estudiantes pueden aprender tanto contenidos, como trabajar en equipo”. Y ¿cómo saber si un videojuego es educativo?. “En internet hay muchas listas de videojuegos educativos, artículos y post en blog de educación”. Podemos consultar por ejemplo ww.educaciontrespuntocero.com. A lo que añade Estévez que “conectarse a videojuegos que no corresponden por edad, además del perjuicio de exponer al pequeño a contenidos que no son saludables, conlleva otros riesgos”.
De hecho, uno de los miedos más extendidos entre las familias es el riesgo que supone que los niños conecten e interactúen con desconocidos. “Claro. Que personas adultas y desconocidas interactúen con el niño, y que estas sean ‘depredadores online’ que aprovechan la experiencia del juego para compartir retos y después pedirles otras formas de contacto al menor y empezar a formar parte de su vida... podría convertirse en un ciberacosador o en Grooming”, advierte Estévez. “El presunto agresor lo que quiere es dominar al niño a nivel psicológico, sin necesidad de que la intención sea sexual o el sexting: que es la difusión a través de un dispositivo tecnológico de fotos o vídeos con información sexual”. En general, ¿qué consejos le daría a los padres? “Que sean modelos. La mejor manera de decir, es hacer. Acompañarles en sus ratos de ocio electrónico, jugar con ellos.... Y tener una buena relación de confianza y comunicación”.

Buscador interno

BANNER INHOME SERVICIOS MAR21

BANNER PULSERAS AZ

Mundotoldos

BANNER GENERAUTO feb21

BANNER AUTOS REINA ESP NOV20

BANNER AGH ECO CLEAN 320X105

BANNER FETAJO ESP MAR21ok

Suscríbete a Mijas Semanal

Farmacias de Guardia

PERFIL DEL CONTRATANTE JUN18

2018 © MIJAS COMUNICACIÓN, S.A.
Aviso Legal y Política de Privacidad

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration
or Cancelar