Mijas Comunicación SA

La Muralla podría albergar las ruinas de un santuario fenicio-púnico

Y es que una de las piezas encontradas, una representación de los ojos de la diosa Astarté, constituye el testimonio fehaciente de que Mijas Pueblo podría haber acogido un santuario de época fenicia, datado entre los siglos II y IV a.C. 

De ahí que la excavación, previa autorización de la consejería de Cultura, haya triplicado su perímetro de trabajo para intentar hallar evidencias de dicho templo. “Ha sido realmente una sorpresa, ya que no existía documento alguno que dejara constancia de la existencia de restos fenicios en Mijas”, aseguró el responsable del área de Patrimonio Histórico, Juan José de la Rubia. 

Y es que, precisamente, el equipo de arqueólogos se hallaba finalizando el análisis de la cata (la tercera que se realiza en el entorno de La Muralla), cuando el valioso objeto salió a la luz. Se trata de una fina lámina de bronce con la representación de los ojos de Astarté, que, “según los investigadores fenicio-púnicos, están vinculados a la existencia de un santuario, y es lo que vamos a tratar de atestiguar”, explicó la directora de la excavación, María Dolores Simón. Históricamente, este tipo de exvoto se ha vinculado a cultos de carácter curativos o con la divinidad “que lo ve todo”, Astarté o Tánit. De hecho, se han localizado piezas  similares en el santuario de Garvao (Portugal) correspondientes al siglo III a.C., y en Alhonoz (Sevilla) del siglo II a.C. Según las hipótesis de otros expertos, los ojos podrían haber estado pegados a una escultura de madera. 

Junto a la aparición de este objeto, el equipo de trabajo encargado de las catas ha observado evidencias de la manipulación intencionada de la roca del entorno donde se ha localizado el exvoto, así como la presencia de otros objetos de bronce, aún pendientes de estudio. De confirmarse la teoría, se trataría del primer santuario fenicio-púnico de la Costa del Sol y situado a más de 400 metros sobre el nivel del mar, lo que, a juicio de Juan José de la Rubia, es “bastante excepcional”. De hecho, el hallazgo del exvoto es de tal importancia que hay solo ocho santuarios de este tipo en la Península Ibérica y, el de Mijas, sería el único de la costa mediterránea. “En dos meses de excavaciones, aún vamos por la tercera cata; las previsiones no se han cumplido, lo cual es muy buena señal, quiere decir que estamos hallando cosas muy interesantes”, indicó la edil de Patrimonio Histórico, Carmen Márquez.

 

 

Un hallazgo único y de vital importancia histórica

Los ojos de Astarté han aparecido en la tercera de las catas realizadas en La Muralla de Mijas Pueblo, donde hay previstas un total de diez excavaciones por las que se estudiarían unos 200 metros cuadrados de los 20.000 del sector. 

 

Escondidos durante siglos en uno de los huecos del travertino situado en el subsuelo de La Muralla, estas piezas, realizadas en metal, son de bronce, aunque también hay documentadas piezas de este tipo en plata. Habitualmente, los ojos van unidos formando un antifaz que, en este caso, se había fragmentado debido al paso del tiempo. De ahí que el equipo de arqueólogos haya tenido que realizar un trabajo muy minucioso, con herramientas que permiten “levantar tierra sin machacar nada de lo que hay debajo”, explicó María Dolores Simón. Además, fue necesario cribar la tierra para separar los minúsculos fragmentos que se habían desprendido de la pieza, que será reconstruida tan fielmente como sea posible. 

 

Un trabajo minucioso y EN EQUIPO

 

Técnicos del área de Patrimonio Histórico, un equipo de arqueólogos y personal de la Renta Básica componen el grupo de trabajo destinado a las excavaciones arqueológicas que se llevan a cabo en Mijas Pueblo. Una vez levantada la capa de relleno vegetal, de lo cual se encargan los operarios, se va descendiendo por capas estratigráficas. A medida que se lleva a cabo este proceso, es fundamental ir documentándolo todo por profundidades, además de tomar apuntes y fotografías. Paralelamente, la tierra se va cribando por si hubiera algún elemento que escapara a la vista. Se trata de una labor muy minuciosa que requiere de paciencia, ya que en muchas ocasiones el paso del tiempo provoca que los objetos se fragmenten en trozos minúsculos, siendo más complicada su localización y catalogación. 

 

El culto a Astarté, documentado en ocho puntos de la Península

 

Astarté es una diosa de la fecundación. Se trata de la Ishtar babilónica, antecedente de la Afrodita griega y la Venus romana. Su equivalente egipcio es Hathor, diosa del amor. Los ritos que se ofrendaban a la divinidad están relacionados con la fecundación del Cosmos. En los textos sagrados de los hebreos, a menudo llaman a Astarté “reina de los cielos”, también “diosa del mar”, lo que evoca a la Virgen cristiana. 

 

Hasta el momento, solo se han encontrado en la Península Ibérica ocho santuarios de época fenicio-púnica, de entre el siglo VI y II a.C., todos ellos vinculados al hallazgo de los conocidos como ‘Ojos de Astarté’. No en vano, los exvotos suelen estar asociados a santuarios y, en Mijas, existen además restos cerámicos de engobe rojo, pertenecientes al mismo periodo histórico, lo cual viene a confirmar aún más la teoría. No obstante, no existía documentación alguna acerca de la existencia de restos de este tipo; tan solo se han hallado vestigios de época fenicia en la Roza del Aguado, en La Cala.  

 

Desenterrando nuestra historia

 

Los ojos de Astarté no ha sido el único hallazgo resultante de la excavación de la tercera cata arqueológica efectuada en La Muralla. Junto a esta pieza, han aparecido otros objetos curiosos, como el botón del uniforme de un Guardia Civil de la época de Isabel II, una pipa, la boquilla de un instrumento musical, una moneda del reinado de Enrique IV, así como cerámicas de época fenicia y formas que solían representarse en las manos de diversos dioses fenicios, pendientes de confirmación. Junto a ello, se han encontrado restos de huesos de animales, que podrían estar vinculados con posibles sacrificios u ofrendas a la diosa.

 

Mijas, referente histórico

En principio, la ampliación de la tercera cata y su investigación se prolongará hasta el mes de octubre, según ha autorizado la consejería de Cultura. Una vez que se publique el informe de los hallazgos, estos podrán hacerse públicos, lo cual atraerá la atención de numerosos investigadores especializados en este periodo histórico. 

 

En caso de que el santuario fenicio-púnico estuviese en el subsuelo de La Muralla, la idea del área de Patrimonio Histórico es musealizarlo para que se convierta en atractivo turístico. “Nuestra intención es consolidarlo al aire libre, cubierto con una estructura para que no se estropee y acompañado de paneles explicativos. Los travertinos, por sí mismos, ya llaman la atención de la gente”, aseguró el responsable del departamento. Para ello, los expertos tendrían en cuenta las condiciones medioambientales  para elegir la mejor forma de conservación. 

 

Buscador interno

BANNER HIPERCOR hasta 27 SEP 17

Mundotoldos

BANNER 320X320 MARPE FEB 17

BANNER LA ALCAZABA dic16

BANNER CITROEN may17 320X320

BANNER AKI ORDEN 2017

BANNER SALON JUEGOS LA CALA SEP 16

Suscríbete a Mijas Semanal

Farmacias de Guardia

Perfil del Contratante

Omkara

2016 © MIJAS COMUNICACIÓN SA
Aviso Legal

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration
or Cancelar